RESEÑA: La casa de las puertas cerradas - Helena Vicente y Vincent L. Ochoa




Ficha técnica

Título: La casa de las puertas cerradas
Autores: Helena Vicente y Vincent L. Ochoa
Editorial: Grupo Amanecer
Saga: Autoconclusivo
Páginas: 339
Precio: 15,34 (papel) - 5,20 € (digital) 
Año: 11/2018

Sinopsis

Cerrar las puertas.
No abrir las ventanas.
No hacer ruido.
Encerrarme en la habitación a partir de las diez.

Ahora vivo con mamá y estas son las normas. Ella dice que es por sus dolores de cabeza, pero hay algo más. Un espíritu deambula por los pasillos. Hoy me ha visto, lo espiaba desde las escaleras cuando lo vi ahorcado, colgando de una viga en el salón. Tengo mucho miedo, pero sé que si las puertas están cerradas, no podrá hacernos daño.

Mamá dice que no hay ningún fantasma en la casa, pero yo sé que miente.

No puedo salir de mi habitación.


Opinión personal

Helena Vicente y Vincent L. Ochoa son una pareja de escritores españoles que desde 2016 han escrito a cuatro manos varias historias pertenecientes a la fantasía juvenil y al terror. La primera novela que escribieron fue La casa de las puertas cerradas, una historia de terror psicológico que acaban de publicar con Grupo Amanecer. Sin embargo, la segunda novela que han escrito en conjunto fue Humo y Escarcha que se desmarca del terror para pasar al género fantástico y fue publicada antes; más concretamente por Insomnia Ediciones en marzo de 2018. Su tercera novela, Via Noctis, seguirá en el terreno de la fantasía y se publicará en Insomnia Ediciones durante el mes de febrero de 2019.

La primera vez que oí hablar de estos autores fue con su primera publicación en Insomnia Ediciones, pero la trama de esta novela me resultó más interesante y me pareció una oportunidad perfecta para reconciliarme un poco con el terror, género con el que no he tenido muy buenas experiencias en el pasado, además de así poder adentrarme al fin en alguno de los mundos que han creado.


La casa de las puertas cerradas nos cuenta la historia de Mitchell, un niño que lleva viviendo con su abuela toda la vida ya que el trabajo le deja muy poco tiempo a su madre para dedicarse a él. Un día, a su abuela le da un infarto y pese a que solo fue un susto, la madre de Mitchell decide llevarla a un asilo donde podrá contar con la atención que necesite e irse con su hijo a su casa. Mudarse no es una experiencia fácil, pero cuando además de vivir en un lugar diferente tiene que someterse a las extrañas normas de su madre en una casa enorme que cruje, verá que es todavía peor a lo que se imaginaba.

Al principio la situación solo le resulta molesta, pero de repente se ve obligado a asistir a un colegio después de llevar toda la vida atendiendo a las enseñanzas de su abuela exponiéndose así a situaciones extrañas para él. Además, descubrirá que en aquella vivienda hay algo más y que las normas van más allá de los dolores de cabeza que pueda sufrir su madre.


Ilustración de algunos personajes realizada por los propios autores.


Es difícil hablar de los personajes de esta novela sin desmenuzar el puzle que han formado con la historia. Así que solo hablaré brevemente de los que presentan al comienzo.

Mitchell, nuestro protagonista, parece ser la representación de un niño preadolescente pero poco a poco se ve como se diferencia de esa imagen por las circunstancias con las que ha vivido y el tipo de situaciones al que tiene que hacer frente en la historia. Mientras la historia avanza, también se va profundizando en su forma de actuar y en sus miedos logrando que se vuelva un personaje muy real.

Por el contrario, su madre es una figura un tanto desconocida para su hijo y aunque al principio me chocó bastante, no es algo extraño teniendo en cuenta que él lleva más tiempo viviendo con su abuela que con ella. A lo largo de la novela también se explora un poco a este personaje y se van viendo los motivos de su forma de actuar, pero en mi opinión hay alguna que otra laguna en cuanto a sus decisiones.

También hay otros personajes con más o menos relevancia a los que se les va conociendo según va progresando la historia. Pero prefiero reservar mis palabras sobre ellos para dejar que los descubráis vosotros.



Una de las cosas que más me han gustado de esta novela ha sido su complejidad. Esta no se ve del todo hasta que llegas a un punto determinado de la historia, pero me ha encantado los distintos juegos que hay en la narración que a su vez están metidos en uno más grande. Me explico, en la novela hay dos narradores y, además de ser una buena forma de hacer que la historia tenga un buen ritmo que consiga mantener la atención del lector, también me ha parecido que la han explotado muy bien en general. Los lugares y los personajes tienen su historia, pero lo que más me ha impresionado ha sido que "el juego" también sigue hasta con objetos sin importancia haciendo que haya disfrutado mucho de algunos detalles.

Se nota que es una historia en la que han pensado mucho hasta hacer que funcione así, y lo bueno es que la narración casi no se ve afectada por ello. Si bien esta no es de mi tipo favorito porque creo que hay poco diálogo, entiendo que se haya hecho de esta manera por la forma de profundizar en la psicología de los narradores y también adaptándose así a su forma de relacionarse socialmente.
También tengo que añadir que, aun siendo una narración bastante descriptiva, los narradores dejan muchas cosas a manos del lector consiguiendo así una lectura amena que te atrapa en el momento en el que comienzas a acostumbrarte a la forma de narrar y también a los personajes.

Otro punto a favor es la atmósfera de misterio que han creado porque esta se mantiene casi hasta el final logrando que una vez te hayas metido dentro, no puedas soltarla. Y esto no se podría haber conseguido sin todo lo que he mencionado antes: una ambientación bien construida, unos personajes con historias bastante trabajadas y el juego que han hecho estos dos escritores con la narración.

Para finalizar, creo que hay algún que otro cabo que se ha quedado sin cerrar y personajes cuyas decisiones no he terminado de creer. Pero pienso que tiene un final (que personalmente me ha gustado mucho y) que está lo suficientemente abierto para hacer que el lector siga pensando en la historia.


En definitiva, La casa de las puertas cerradas es una novela con una atmósfera llena de misterio que se mantiene casi hasta el final. En esta historia nada es lo que parece ser al principio y merece mucho la pena descubrir la historia de Mitchell y de su familia. Meterse en el juego que han creado estos dos escritores españoles ha sido una gozada y a mí me han dejado con la boca abierta y con ganas de seguir leyendo sus historias.



Otras reseñas de esta novela:






Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Hooooooola!
    Ay, he de decir que no es mucho de lo mío, así que no sé si voy a leerlo. No es mucho de lo que suelo leer y/o disfrutar, así que más tarde te contaré. No sé... ya veremos...
    MIL GRACIAS POR TU PRECIOSA ENTRADAAAAAA <3 HA SIDO UN PLACER LEERTE !!!
    Un beso! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tenido una buena experiencia a pesar de que no fuera de lo mío, así que quién sabe xD. Mil gracias a ti, un beso :)

      Eliminar

Muchas gracias por comentar, siempre es un placer hablar de libros y de nuestras opiniones sobre ellos. En el caso que no estés de acuerdo conmigo o con otra persona que haya comentado en la entrada, siempre se puede hablar desde el respeto.

Gracias por tu comentario y visitar la página ^^

Emoji
(y)
:)
:(
hihi
:-)
:D
=D
:-d
;(
;-(
@-)
:P
:o
:>)
(o)
:p
(p)
:-s
(m)
8-)
:-t
:-b
b-(
:-#
=p~
x-)
(k)