Blog de Arturo Urbanos

RELATO: El gran día

Este relato corto surgió después de enterarme de que Aintzane estaba preparando una antología en relación a un aesthetic. Lo escribí en un momento en el que me apetecía escribir algo fuera de la fantasía o de la ciencia ficción (que es lo que suelo escribir) y el aesthetic me inspiró a crear esta historia.

¡Espero que os guste! 


(Al final de la entrada os digo un par de cositas más).



EL GRAN DÍA 




Tris, tras. 
Los mechones de mi pelo caían lentamente al suelo mientras mi hermana seguía cortando y yo no paraba de moverme a causa de los nervios. Sus manos temblaban cuando intentaba escoger qué zona retocar. Era el gran día y nada podía salir mal. 


Hacía mucho que Alisson y yo no nos veíamos, y la verdad es que añoraba esas noches de viernes y fines de semana en las que nos íbamos a la cama de su habitación, encendíamos la tele e intentábamos ver alguna serie o películaCon el paso del tiempo, esos momentos se fueron convirtiendo poco a poco en nuestra excusa para desahogarnos el uno con el otro sin que nuestros padres se enteraran 
Pero ese pasatiempo que solo era de los dos dejó de existir desde que mis padres hicieron que todo cambiaray a partir de aquel momento las veces que nos hemos visto podía contarlas con los dedos de las manosHa pasado casi una década ausente de encuentros normales entre nosotros y, a pesar de que fuera mi hermana, sentía que era una completa desconocida para mí. 
—Tranquilo, Cory. Todo saldrá bien sonrió. Por cierto, sigues haciendo los mismos movimientos que hace años cuando te ponías nervioso. 
Traté de sonreír. Cuando recordé esos momentos sentí un calor agradable en el pecho, pero no tardó en helarse al recordar que, si hubiera sido la decisión de mi familia, ella ni siquiera estaría aquí. 


Y bueno, ¿qué crees que estará haciendo Elias ahora? Por lo que me has dicho es una persona muchísimo más tranquila que . 
En general lo es, pero apuesto a que ahora estará mordiéndose las uñas de los dedos mientras su madre intenta tranquilizarlo. 
Ah, ¿sí? sonrió. 
¿No te hablé sobre la primera vez que me quedé en su casa? Ese mismo día me pidió salir y sabía que era una persona detallista, pero no tanto. Me sorprendió en su habitación con un ramo repleto de mis flores favoritas y también pude ver encima de su DVlas cajas de las películas que en algún momento debí decirle que me encantaban. 
Pero vuestro plan no terminó siendo ese, ¿verdad? 
No, nuestros planes nunca suelen ir tal y como los planeamos. Y su madre me habló después de lo nervioso que estaba y de todas las veces que trató tranquilizarlo sonreí al recordar ese día. 


Pues ya está dijo Alisson cuando terminó de retocar mi pelo. Guapísimo y más que preparado. Ahora ponte el traje, que quiero verte puesto con él antes que papá y mamá sonrió. 
Mi hermana tenía razón. ¿Estaba nervioso? Mucho, y al mismo tiempo más que preparado para volver a decirle "" al amor de mi vida dentro de unas horas, pero esa vez delante de todos nuestros familiares y seres queridos.  


Era verdad que sus planes no solían salir tal cual lo esperaban, pero esa vez nada fue mal. Todos los asistentes de la boda lloraron, rieron, se emocionaron... y Cory consiguió que sus padres y su hermana lograran conciliarse. 
En ese gran día hubo amor por los cuatro costados. 

© 2018 Arturo Urbanos 
© 2018 Zoltan Tasi, por la fotografía de la portada



  • ¡Espero que os haya gustado este relato corto! El aesthetic del que teníamos que basarnos me inspiró en algunos de los momentos de esta historia. 
  • Ah, y otra cosa más. También tengo otro relato llamado «Héroes». (mas bien, un ejercicio creativo) que, al igual que este, está disponible en el blog. Si ese relato os gusta, me encantaría que lo puntuaseis en Goodreads, ya que alguien hizo la ficha del relato. Os dejo el link para acceder directamente aquí ^^.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores del blog

¿Quieres recibir un email cada mes con contenido exclusivo? ¡Suscríbete!

Últimos tweets